¿Quién soy?

Mi nombre es Alexis y desde muy chico tengo un fuerte interés por el esoterismo, la magia y las realidad a las que no podemos acceder a simple vista. Siempre fui curioso, lector voraz y con muchas preguntas sobre la existencia y el propósito de la vida. Esto me llevó a estudiar primero en el ámbito académico: Filosofía, Antropología y el profesorado de Lengua y Literatura (inconcluso por un algunas materias) y en paralelo, por diversos caminos espirituales como el budismo, el sufismo, hinduismo, el chamanismo de diferentes culturas y el paganismo.

En esa búsqueda me fui topando con distintas vías de conocimientos que me facilitaron respuestas: el chamanismo, las runas, las medicinas energéticas, la Psicología transpersonal fueron algunas de ellas y que hoy utilizo para acompañar a las personas que me consultan. Cultivando una profunda conexión consigo mismos, guío e impulso a mis consultantes a encontrar su camino personal, así como las runas me impulsaron (y lo siguen haciendo) en la búsqueda de una vida en libertad, impecabilidad y sabiduría. Atendiendo siempre el llamado de nuestro corazón.

Hace 8 años que camino junto a las runas y con el tiempo me enseñaron que la profundidad de los lenguajes simbólicos es inagotable. Actualmente me dedico a la investigación y profundización en runología y esoterismo brindando cursos, talleres y seminarios de diversos niveles para quienes sientan el llamado de profundizar en sí a través de estos conocimientos.

Desde hace años, además de las sesiones y lecturas, difundo y doy a conocer la «vía del norte». Enseñar runas me ayudó a integrar mundos, en apariencia disímiles e inconexos. Así nacieron los primeros grupos de estudio y la formación on-line. Los desafíos que me plantea la enseñanza me ayudan a encontrar nuevos aportes y formas de enriquecer mi labor. Las runas son un océano sin fondo en el que podemos bucear y siempre encontrar algo nuevo, renovar la mirada, porque son formas de mirar hacia adentro y ver el infinito. Pero su mayor aporte es enseñarnos a caminar con responsabilidad, consciencia y disfrutando del recorrido.

Cada vez somos más los runistas que formamos parte de esta gran red y que hallamos en sus símbolos y su magia nuestro lugar en el mundo. Reconozco como una responsabilidad dar a conocer este conocimiento. En 2019 nació en Argentina el COLECTIVO RÚNICO que integra a 15 miembros de nuestros país y de otros lugares de latinoamérica como Ecuador, Perú y Puerto Rico, del que formo parte. Juntos organizamos el Congreso Internacional de runas que una vez al año, coordina jornadas de actividades para promover la diversidad de miradas y abordajes rúnicos, además de fomentar la cultura germano/escandinava, sus tradiciones, costumbres e historia.

La runas son el legado de todo un pueblo, una vía iniciática y la puerta de entrada hacia nuestro autoconocimiento. Te invito a experimentarlo y que lo compruebes por vos mismx.

¡Que los dioses te acompañen!